Oración y Acción

Con el Día Mundial de Oración y Acción para la Niñez se pretende agrupar a personas de tradiciones religiosas y de buena voluntad para preservar la integridad, los derechos y la dignidad de la niñez, promoviendo asimismo su bienestar. No sería posible sin la activa colaboración de diversas religiones del mundo, agrupaciones interreligiosas, organizaciones seglares y personas de buena voluntad comprometidas con construir un mundo apropiado para los niños.

El Día Mundial de Oración y Acción para la Niñez se celebra una vez al año, el 20 de noviembre, Día Universal del Niño, que también es día del aniversario de la Convención sobre los Derechos del Niño. Ese día, en el mundo entero, se anima a realizar servicios de oración que vienen a completarse con alguna acción concreta en favor de la supervivencia, el desarrollo y la protección de los niños y niñas.