Noticias

Evento paralelo durante el Trigésimo Periodo de Sesiones del Consejo de Derechos Humanos

Ginebra, 2 de Octubre de 2015. El pasado 29 de Septiembre, en el marco del 30° periodo de sesiones del Consejo de Derechos Humanos, se realizó un evento titulado Supervisión y Revisión de Cuentas de las Metas y Objetivos de la Agenda Global de Desarrollo Sostenible Post 2015 relacionados con la Violencia Contra los Niños. El evento fue patrocinado por la Misión Permanente de Uruguay ante las Naciones Unidas, y organizado por el Grupo de Trabajo sobre los Niños y la Violencia de Child Rights Connect.

El propósito del evento fue discutir las mejores formas de asegurar que la supervisión de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) relacionados con la violencia contra los niños (VCN) se arraigue en las normas internacionales de derechos humanos, y de esta manera poder hacer seguimiento de los progresos, garantizar una implementación adecuada y asegurar que los Estados y sus asociados se hagan responsables de sus compromisos. Las discusiones se enfocaron en el rol de los Estados y mecanismos de derechos humanos en lograr la implementación, supervisión y rendición de cuentas de los ODS relacionados con la VCN.

 Los panelistas incluyeron al S.E. Sr. Ricardo González Arenas, Embajador, Misión Permanente de Uruguay ante las Naciones Unidas en Ginebra; Sra. Renate Winter, Vicepresidente, Comité de los Derechos del Niño; Sra. Nicolette Moodie, Especialista en Derechos Humanos, UNICEF; Sra. Roberta Cecchetti, Asesora Principal de Abogacía y Políticas, Save the Children; Sra. Joanne Dunn, Asesora Principal de Asociaciones Estratégicas, Violencia Contra los Niños, World Vision International y Sra. Marta Santos Pais, Representante Especial del Secretario General de las Naciones Unidas sobre la Violencia Contra los Niños, quien envió su mensaje desde Nueva York a través de un video.hacer seguimiento de los progresos, garantizar una implementación adecuada y asegurar que los Estados y sus asociados se hagan responsables de sus compromisos. Las discusiones se enfocaron en el rol de los Estados y mecanismos de derechos humanos en lograr la implementación, supervisión y rendición de cuentas de los ODS relacionados con la VCN.


El evento contó con más de 50 asistentes y con la participación de varias Misiones Permanentes, ONG e instituciones académicas. Durante las discusiones se destacó la necesidad de que los Estados interactúen más con los Procedimientos Especiales de la ONU y la sugerencia de hacer obligatorios los informes intermedios del Examen Periódico Universal (EPU). También se discutió incorporar preguntas y recomendaciones relacionadas con la Violencia Contra los Niños en el EPU, y la posibilidad de crear una Unidad de Derechos del Niño dentro de la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos. Algunos panelistas recalcaron la necesidad de mejorar la calidad de las recomendaciones y observaciones finales para los Estados, así como mecanismos más efectivos para evaluar adecuadamente el seguimiento de las acciones.

La Sra. Marta Santos Pais expresó la importancia de incluir el objetivo 16.2, relacionado con poner fin al abuso, explotación, tráfico y todas las formas de violencia y tortura contra los niños y niñas, como una dimensión distinta dentro de las pautas de revisión de los Estados partes en los órganos de tratado.
En cuanto a la necesidad de consistencia, eficiencia y coordinación entre los diferentes procedimientos de presentación de informes, S.E. Sr. González expresó la importancia de la coordinación a nivel nacional entre los diferentes mecanismos de revisión, por ejemplo, las instituciones de derechos humanos, los órganos de toma de decisiones, las autoridades del gobierno local, y cualquier otro mecanismo nacional y local de presentación de informes.

 La participación de la sociedad civil y de los niños y niñas también se registró como un elemento clave en los procesos de supervisión y rendición de cuentas, particularmente el permitir que los niños ayuden en el diseño de los procesos de supervisión a nivel nacional, involucrándolos de esta manera a nivel de gobernanza.

En general, los panelistas abogaron por la coordinación de los mecanismos de derechos humanos con el Foro Político de Alto Nivel, y la importancia y la importancia del intercambio colaborativo entre los procesos a nivel nacional, regional e internacional. La necesidad de fortalecer los sistemas nacionales de recolección de datos y su fiabilidad para garantizar la información desglosada fue mencionada por la mayoría de los panelistas, así como la necesidad de contar con indicadores claros que garanticen un adecuado seguimiento y rendición de cuentas.

Las discusiones sobre esta materia continuarán en Ginebra durante el 2016 con la colaboración de las Misiones Permanentes. Es de esperar que el tema y las recomendaciones puedan ser incluidos en la resolución del Día Anual de Los Derechos del Niño del próximo año.
El Grupo de Trabajo sobre Niños y Violencia, formado por más de 14 organizaciones que trabajan con los Derechos del Niño, es miembro de Child Rights Connect y es co-dirigido por Arigatou International y World Vision International.