Noticias

Nuestra fe brinda apoyo espiritual a nuestros niños y niñas durante la pandemia COVID-19

 

La Torá nos enseña que cuando los niños y niñas les preguntan a sus padres: "¿Qué es esto?" debemos estar preparados para responderles. Hoy el mundo se siente al revés y nuestros hijos e hijas saben que las cosas no son normales. Esta pandemia que enfrentamos hoy es de naturaleza mundial y nos impacta a todos.

 

interfaith prayer

Podemos tranquilizarlos con la información que tenemos y de una manera apropiada para su edad, contarles historias sobre cómo las generaciones anteriores han superado grandes dificultades y desafíos.

Este mes, los judíos de todo el mundo celebran el Festival anual de la Pascua, que siempre comienza con una comida ceremonial llamada Seder, que significa "orden". Durante esta comida ordenada, leemos un libro llamado Hagadá, que nos ayuda a contar la historia bíblica del éxodo de los israelitas de Egipto. Una de las secciones que leemos habla sobre los Cuatro Niños y las preguntas que harán sobre la historia de la Pascua y cómo debemos responderles: el Niño Estudioso, el Niño Rebelde, el Niño Simple y el Niño Demasiado Joven para Preguntar.

El Niño estudioso escucha las noticias y está leyendo información sobre COVID19 y necesitamos tener conversaciones honestas con ellos, compartir lo que sabemos y entendemos y ayudarles a procesar la dificultad de este momento. El Niño Rebelde podría preguntar, "¿qué tiene esto que ver conmigo?" y le ayudamos a comprender por qué la solidaridad y la responsabilidad comunitaria son importantes incluso cuando no conozcan a nadie afectado. El Niño Sencillo, podría preguntar "¿Qué está pasando?" y debemos encontrar las respuestas sin complicaciones para empoderar a este niño o niña. Para el Niño que es Demasiado Joven para Preguntar, le podemos explicar que hoy estamos haciendo las cosas de manera diferente para ayudar a que el mundo sea un lugar más saludable para todos. Todos podemos ayudar lavando nuestras manos, distanciándonos socialmente, permaneciendo en casa y enviando abrazos virtuales a nuestros amigos y familiares. Si todos hacemos lo mejor posible, todos podremos contribuir con las soluciones.

Durante tiempos difíciles, nuestras comunidades de fe, tradiciones y textos sagrados también han sido grandes fuentes de apoyo espiritual y fortaleza. Es mi oración que cada niño y niña pueda expresar sus preguntas y preocupaciones sobre lo que está sucediendo en nuestro mundo y que los adultos en sus vidas encuentren la mejor manera de responderlas, abierta y honestamente.

Rabina Diana S. Gerson
Vicepresidente Ejecutiva Asociada
La Junta de Rabinos de Nueva York