GNRC

La GNRC es la mayor red interreligiosa mundial dedicada a la defensa de los derechos de los niños y niñas, y que obra asimismo en otros ámbitos relacionada con la niñez. Sus miembros y afiliados constituyen un grupo de líderes religiosos, organizaciones interreligiosas que obran a favor de la niñez, expertos en desarrollo y agencias de la ONU como son el UNICEF y la UNESCO. La GNRC fue fundada en mayo de 2000 y lleva adelante programas regionales y locales que mejoran la vida de los niños y niñas en África, América Latina y el Caribe, Asia del Sur, Europa y Oriente Medio.

Los Jóvenes de la GNRC

Inspirados, motivados y dispuestos a contribuir a hacer cambios positivos en sus sociedades respectivas, así son los jóvenes comprometidos con la labor de la Red Mundial de Religiones a favor de la Niñez (GNRC). Muchos han participado en los talleres que han sido organizados por el Consejo interreligioso para la educaciòn ética para los niños y niñas, desarrollando Aprender a Vivir Juntos, un programa intercultural e interreligioso para la educación ética. Los Jóvenes de la GNRC han adquirido un papel preponderante dentro de la GNRC y en sus comunidades locales, e incluso a escala nacional. Arigatou International obra para capacitar a estos jóvenes con conocimientos, habilidades y aptitudes que les ayuden a llevar a cabo su significativa labor con sus pares, para contribuir al desarrollo de la GNRC.

Estudio conjunto GNRC-UNICEF

La GNRC trabaja con el UNICEF en un proyecto conjunto de estudio titulado “Niños y niñas en las Religiones del Mundo” (Children in World Religions). Se trata de evaluar de qué manera se retrata al niño y la niña, la niñez y los jóvenes en las escrituras sagradas, cómo se les atiende, cómo se provee a sus necesidades y se les trata en su comunidad religiosa, y por último cómo se perciben ellos mismos en su contexto religioso. Este estudio recaudarà información y a la vez proporcionará herramientas y material para determinar cómo las comunidades consideran la CDN y en qué medida pueden contribuir a implementarla. El resultado final ha de valorarse como un recurso y un instrumento de abogacía para todo un conjunto de personas y entidades, principalmente las comunidades religiosas, las ONG religiosas o interreligiosas, y asimismo para las oficinas nacionales del UNICEF. Se derivarán además diversos productos, entre los cuales, un manual que recaude información sobre iniciativas de abogacía, folletos sobre cuestiones específicas e recopilaciones de argumentos sobre distintos temas.